Libros VS DVD

ImagenLibros contra DVD he aquí el dilema, podría decir cualquier filósofo que presenciara el fenómeno que acontece actualmente en la mayoría de los hogares cubanos.

¿Qué hacen niños, adolescentes y jóvenes para emplear su tiempo libre, recurren a la sana lectura o consumen productos de esos que viajan de memorias flash a memoria flash?

Un sabio sentenció que la sabiduría de los pueblos se mide por el polvo que poseen los libros de sus bibliotecas y estoy segura que si continúa la tendencia a dejar de lado la lectura, más que poseer polvo, estos libros podrían desaparecer.

Fomentar el hábito por la lectura es una obligación que debe comenzar desde las más tempranas edades, apenas el pequeño aprende a deletrear y a interpretar las líneas. Eso asegura que más tarde recurra a los textos no solo por el compromiso de hacer una tarea sino por la necesidad de nutrirse de conocimientos, de disfrutar de la propia historia.

Conozco jóvenes que jamás han leído un libro completo, ni siquiera el más pequeño de ellos pero se regodean expresando “yo si soy un bárbaro jugando start craf” o cualquier otro video juego de computadoras de esos que tanto abundan.

No denigro estas alternativas de recreación pero si estoy segura que jamás un audiovisual de los de moda, con marca made in México o Estados Unidos podrán  desarrollar la imaginación y la cultura general integral de nuestros hijos o la suya propia, como una buena lectura.

Aunque muchas personas aseguren que se trata de la modernidad y que no podemos alienarnos de la revolución electrónica o cibernética, ningún  aparato tecnológico puede, ni debe suplir, el papel orientador de la familia. A la hora de instruir y motivar por la lectura no importa si es el padre, la madre, el hermano u otro pariente, lo primordial es con cumplir con este propósito.

No existe tal pelea entre Libros y DVD, la elección de uno de ellos es individual, la verdadera disyuntiva radica en la eterna batalla de la sabiduría contra la ignorancia.

Anuncios

Regreso a las aulas

ImagenComo bien se aseguró, en Holguín las clases son reiniciadas este 29 de octubre. El paso de Sandy por la Ciudad Cubana de los Parques y su estela de destrucción no fue impedimento para que hombres y mujeres pusieran manos a  la obra para rehabilitar los más de treinta centros educacionales que fueron afectados.

Aún en proceso de recuperación pero con las condiciones creadas, se retoma el curso 2012- 2013, con la premisa de que no existe deber más puntual que la enseñanza a niños, adolescentes y jóvenes.

Este lunes el regreso sabe diferente, como también lo es el entorno de la escuela, o la propia aula donde otrora se daban clases. No estará el árbol del patio, o la mata de rosas del jardín, sin embargo también serán diferentes las ganas, la alegría de saber que aquí están de nuevo los estudiantes, listos para aprender y recuperar el tiempo perdido por causa del fenómeno meteorológico.

Las pañoletas, los uniformes rojos, amarillos, azules, marrones retoman en esta jornada los caminos del saber. Puede que los recursos no sean los mismos, lo sabemos, pero que nadie dude que desde hoy sobrevendrá un huracán mucho mayor, con categoría cinco, que lleva por nombre Educación.

La calma que precede a la tormenta

Sandy se apresura  por las aguas del Caribe, dicen que “viene acabando” como la canción y que a su paso trae vientos de hasta 130 kilómetros por hora e intensas lluvias… pero, como guerra avisada no mata soldado, tremenda sorpresa se llevará el fenómeno meteorológico cuando esta noche toque tierra cubana.

ImagenLa experiencia dice más mil palabras y si una Flora enfurecida o un George no pudieron con nosotros, menos lo hará este. Por si acaso ya tengo un set de velas, una pasta de maní (por si me baja el azúcar en sangre y cumpliendo  lo que me aconsejara la abuela de una  amiga ante la ocurrencia de algún desastre natural), el agua potable y una buena cama, ¡lista para la defensa!. Como cada año, llegó la hora de sacar las botas para agua, los paraguas y ultimar todos los detalles antes de que llegue el tal Sandy… si una vez aquí él me preguntara: Gustav de un poco de lluvia?, le respondería de inmediato: No gracias aquí hubo y Ike.

Lluvia sabor salado…

Una fina lluvia moja el corazón. Prendo la luz y me veo frente al espejo. Entonces descubro que esa lluvia no son más que lágrimas…

Hoy no estoy triste, la soledad lo está y no me deja levantarme de la cama sin pensar en ti, sin oler la almohada, sin probar mis labios buscando tu sabor.

Lo peor es que tú casi invisible, sigues dormido, en tu eterno letargo, al otro lado de la cama.