Huellas que no deben perdurar jamás

índicehttp://www.goear.com/embed/sound/6a12fb1
Tal vez hayamos escuchado historia tan reales como esta o peor, historias sentidas en carne propia, manifestaciones van desde las ofensas, la limitación de la autonomía, la violencia económica hasta la violencia física, la más visibilizada. Sin embargo las huellas perduran más allá de la piel y se prenden en el alma de esas, que en algún momento de sus vidas han padecido de este flagelo: La violencia.
Este 25 de noviembre se instituyó como el Día Mundial por la No violencia contra mujeres y niñas como recordación del violento asesinato de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas asesinadas en igual fecha de la década del sesenta por la policía dictatorial en República Dominicana. Desde entonces este día sirve como aliciente en la búsqueda para alcanzar una mayor equidad de género y un mayor respeto por parte de cada sexo; búsqueda en la que resulta imprescindible visibilizar, de una vez y por todas, a la violencia de este tipo como un problema social que muchas veces ha sido minimizado, sub valorado y negado.
Un gesto, una mirada, ignorarla o no permitir que se relacione con las personas que desee, son formas más solapadas de violencia y tal vez más comunes de lo que se cree. Es por ello que la mayor lucha se debe enfocar a subvertir modelos patriarcales y que las mujeres puedan disfrutar de todos los derechos igual que los hombres.
Mientras en otros lugares del mundo este día sirve para denunciar con mayor fuerza la violencia de género, las torturas, las violaciones, el acoso y hasta la tortura, en Cuba la fecha toma un matiz totalmente diferente pues aunque no negamos la existencia de tal fenómeno, las cubanas contamos con legislaciones que nos protegen y un trabajo meritorio por parte de la FMC que posibilita un ambiente de mayor seguridad y empoderamiento de las féminas que nos colocamos de cara a la violencia para enfrentarla y tratar de eliminarla.
Pero eso solo depende de ti, cuando permites que alguien te alce la voz, te aísle de la sociedad, te limite tus deseos de superación o cuando simplemente no te deja ser una mujer plena.
Por la No violencia se alza hoy este llamado con voz de mujer, por una cultura de paz que nace del ejemplo de las hermanas Mirabal, del de todas las sufridas del planeta que han sido silenciadas, por las que a diario padecen y callan por temor, por ellas y por nosotras mismas, este 25 de noviembre promovamos el cambio.

Anuncios

Género y Familia: dos temas para dialogar

Fto: Luis Ernesto Ruiz Mtnez
Doctora en Ciencias Patricia Arés impartiendo la conferencia “La familia cubana: retos para la intervención”

El 12 Taller Científico Nacional “Hacia la equidad de género y la educación familiar” sesionó este viernes y sábado en la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Holguín con la participación de investigadores de La Habana, Matanzas, Camaguey y las provincias orientales.

La primera jornada se caracterizó por las conferencias impartidas por personalidades de nuestro país entre ellos las Doctoras en Ciencias Patricia Arés y Mayda Álvarez, Presidenta de la Asociación de Psicólogos de Cuba y directora del Centro de Estudios de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas respectivamente.

Fto: Luis Ernesto Ruiz Mtnez
Participantes en el 12 Taller Científico Nacional “Hacia la equidad de género y la educación familiar”

“La familia cubana: retos para la intervención”, “La salud de hombres y mujeres en Cuba, sus patrones de mortalidad y morbilidad y las determinantes de género que influyen en la manera en que influyen en estos temas” así como “Las políticas de familia en Cuba: desafíos frente a la actualización del modelo económico y social” fueron algunos de los tópicos abordados.

Por su parte este sábado tuvo lugar una mesa redonda y la presentación de los más de 140 trabajos inscritos en el evento que tuvo como peculiaridad la realización conjunta del Primer Encuentro de “Orientación en procesos educacionales, la enseñanza de la pedagogía, la psicología y la formación de psicopedagogos.
(Agradecemos las fotos de Luis Ernesto Ruiz Martínez)

Olor y alma de cubana

imagesQuién no recuerda a la mujer del rostro delicado, la mirada firme y serena a la vez, a la oreja franca cobijada por la blanca flor de la mariposa y al pelo negrísimo? Acaso alguien, niños, jóvenes o adultos han podido olvidar a la cubana que sirvió de madre, hermana, de heroína para todos los cubanos en aquellos primero años de la Revolución, creo que no.

Celia Esther de los Desamparados Sánchez Manduley, o simplemente Celia como todos la conocemos supo convertirse, desde su sencillez, en un paradigma para toda una Isla. Y es que su total entrega a la causa revolucionaria, a nuestro máximo líder y a toda Cuba la hizo perdurable como mujer y ejemplo de todos los tiempos.

Aunque Media Luna, poblado de la actual provincia de Granma fue el sitio en el que nació, para definir de dónde es Celia, una geografía terrenal no es suficiente. Su desmedida vocación redentora, su incomparable imaginación, sus conocimientos martianos, su espíritu de guerrera la hace universal e imperecedera.

De su vida después del triunfo de 1959 bastante se conoce. Basta revisar archivos, fotografías de los momentos más importantes y en todas aparece ella. A veces imagino las noches de insomnio, la entrega y el cuidado para con todos, hasta el punto de descuidar el suyo propio.

Fue así que, ni aún en los peores momentos de su terrible enfermedad pulmonar ella desistió. Ahí seguía, en sus libros, en el trabajo imparable y velando por los intereses del país. La muerte… esa que no siempre es justa, nos la arrebató cuando solo tenía 59 años de edad, cuando solo le quedaban más ganas que vida.

Su voz no la recuerdo, tampoco la conocí en vida, solamente por esas viejas imágenes televisivas o por las grabaciones y las historias que narran los más ancianos. Tampoco sé de sus gustos más intrínsecos, pero aun así la siento mía, de todos, de Cuba completa. Imaginar es todo lo que me queda, seguir su ejemplo es todo lo que aspiro, defender sus causas el mejor homenaje. Porque ella siempre es y será nuestra Celia.

1, 2, 3, 4 y 5… Libertad!

lazos-amarillos-cuba-cinco-f-juventud-rebeldeLas federadas holguineras se suman al reclamo que todo el pueblo cubano realiza por el regreso de nuestros Cinco Héroes. Fortalecer desde el barrio este llamado de libertad forma parte de las iniciativas que se enmarcan en la jornada que inició el pasado día seis, explicó Yamislei Pupo Rodríguez, funcionaria de la esfera Ideológica del Secretariado Provincial de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Como respuesta al llamado de René González, en el municipio de Moa iniciaron las actividades con la proyección del video del tema musical Ata una cinta amarilla en el viejo roble, al cual le continuó la colocación de cientos de cintas de ese color en barrios y centros de trabajo. También las federadas que mantienen correspondencia con Los Cinco, como se les conoce mundialmente a los antiterroristas cubanos presos injustamente en Estados Unidos, comparten sus experiencias con el resto del pueblo holguinero.

Hasta el próximo día 12, cuando se cumplirán 15 años del encierro de Gerardo, Ramón, Fernando y Antonio, las mujeres protagonizarán talleres para actualizarse sobre sus casos y afianzar valores como la honestidad, responsabilidad y el amor a la patria. Ese mismo día, bajo la sombra del flamboyán de la sede provincial de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) tendrá lugar un acto político cultural en el que una vez más, las federadas pondrán voz a la justicia.

En Cuba reír es cosa muy seria

ImagenEl humor puro es una fuerza natural vital, que sostiene contra las desgracias y la agresiva ignorancia. Humor es igual a resistencia, lumbre, oxígeno psíquico sentenció un sabio en cierto libro que leí hace ya mucho tiempo y realmente no se equivocaba.

Cubanos al fin, no podemos dejar de lado al humor en casi ninguna situación de nuestra existencia y tal es así que no resulta difícil encontrar historias risibles hasta en un velatorio, considerado como uno de los momentos más duros de la vida.

Pero claro, somos tan pero tan cómicos que a veces nos excedemos y en vez de afrontar las dificultades recurrimos a la estrategia de reírnos y dejar que estas se solucionen como por arte de magia.

En esta Isla rodeada por agua el humor parece no acabarse, si hablamos de la televisión basta mencionar espacios populares de la actualidad como “Deja que yo te cuente”, “Vivir del cuento” y “A otro con ese cuento” en los que actores y humoristas parodian escenas de la vida cotidiana. Sin embargo no podemos dejar de mencionar a clásicos de la pantalla como aquel “Detrás de la fachada” o el de la radio “Alegrías de sobremesa” que aún acompaña los mediodías de los cubanos.

Aunque existan buenos programas no se pueden dejar de mencionar otros muy malos, como uno que vi no hace mucho dedicado a la mujer en el humor. Una verdadera lástima ofrecer tiempo de transmisión y recursos a un producto que aunque fomentaba la participación femenina en el humor, desmeritaba la inteligencia y delicadeza de las mujeres con prototipos de la fémina oriental o a la guajira que resultan gastados por el tiempo y las burlas.

Por su parte el humor más criollo es fácil de encontrar en otros espacios, por solo citar ejemplos el grupo “Etcétera” de nuestra ciudad se ha convertido en un fiel exponente del mismo. Un humor inteligente, dotado de excelentes recursos actorales, de la ironía y de una amplia cultura hacen de cada presentación un momento irrepetible.

En fin, el humor se puede encontrar por doquier, pero el  buen humor, ese que te hace pensar entre carcajada y carcajada es un tanto más complejo de hallar. No cejar en la búsqueda creo, debe ser iniciativa para creadores, humoristas y espectadores pues en Cuba reír es cosa muy seria.

Hay un mar que me corre por las venas…

Imagen

Hoy me levanté con un extraño sabor a sal en los labios, una frescura impropia en estos tiempos de calor y ese sonido a infinito que solo se siente cuando estás allí, a solas con el mar.

Hoy me levanté con cola de sirena, un caracol colgado en el pecho y la mirada ondulando en espera de la puesta de sol. Miré a mi lado y allí estabas tú, desnudo acurrucado entre la arena y mis brazos. Entonces supe que la sal en mis labios tenía un origen y que el mar, desde aquella noche, comenzó a correr sin riendas por mis venas.